Cales Coves

04/06/2020 Desactivado Por MenorcAventura
Cales Coves

Has oído hablar de la magia de Cales Coves?

Sabes porqué no puedes perderte este lugar si estás en Menorca?

A parte de su belleza particular, los rasgos que la hacen única son los siguientes:


  • Calas vírgenes
  • Tranquilidad porque hay poca gente
  • Es donde se encuentra la mayor necrópolis Talayótica de Menorca.
  • Tiene fácil acceso
 

Se trata de dos calitas formadas en la desembocadura de dos barrancos fluviales, rodeadas de acantilados de entre 25 y 30 metros de altura. Están muy protegidas y por eso sus aguas siempre están tranquilas.


Aquí no encontramos las típicas playas de arena fina de Menorca, más bien las calas son de arena gruesa y roca, con aguas transparentes que van de turquesa a azul marino.

Es ideal para desconectar, estar en la naturaleza y disfrutar del silencio

Como llegar a Cales Coves

Ruta en kayak, el plan perfecto para descubrir Cales Coves.

Llegar a Cales Coves por mar tiene sus ventajas. Lo ideal es ir a Cala’n Porter y aparcar allí el coche, el parking es grande y está en la misma playa.

Alquilar un kayak en Cala’n Porter y disfrutar del impresionante trayecto hasta Cales Coves. Si no haces paradas y vas directamente a Cales Coves el trayecto dura unos 25 minutos.

En la ruta puedes contemplar les Coves de’n Xoroi asomándose por el acantilado sobre el mar y entrar en diferentes cuevas marinas que te quitan el aliento! Son muy diferentes y todas ellas preciosas!

Si no quieres hacerlo tu sol@ o no quieres perderte ninguna de estas cuevas, hay un tour guiado que sale cada día des de Cala en Porter para hacer esta ruta.

Lo bueno de hacerlo en kayak, a parte del las vistas durante el recorrido, es que una vez allí puedes llegar a todos los rincones fácilmente y tienes más libertar para escoger dónde quieres bañarte.

Llegar por tierra.

Cales Coves se encuentra en el municipio de Alaior, al sureste de la isla, al lado de Cala’n Porter.

 

En transporte propio (coche, moto o bici)

Por la carretera Me-12 que va desde Maó hacia Cala en Porter, siguiendo los carteles hacia la urbanización de Cales Coves. El acceso en bici es muy sencillo y con ella puedes llegar hasta la misma cala. Si vas en coche tendrás que aparcarlo en el parking y andar hasta la playa, 1 km aprox.

 

A pie por el Camí de Cavalls

Desde Cala en Porter a través del Camí de Cavalls caminando casi 2 km.

La historia de las cuevas​

En los acantilados es donde se encuentran alrededor de cien cuevas prehistóricas excavadas por el hombre durante la Edad del Bronce y la Edad del Hierro. Estas cuevas eran hipogeos y se utilizaron como tal hasta la conquista romana.

Cales Coves o Calescoves, fue un lugar estratégico para muchos. Los pescadores encontraban refugio en la cuevas e incluso alguno de ellos traficaron con objetos que se dejaron para los difuntos.

También era ideal para el fondeo de barcos, para protegerse del mal tiempo y para desembarcar materiales provenientes de las otras islas. Además se encontraba una fuente natural de agua dulce que hoy en día sigue brotando.

En la llamada «Cova des Jurats» aún se pueden ver inscripciones en latín grabadas en la roca, señal de que esta cueva fue reaprovechada en tiempos romanos y paleocristianos.  Desafortunadamente se encuentran bastante deterioradas. 

Para poder proteger este tesoro histórico, Calescoves fue declarada patrimonio histórico artístico en 1931.

A partir de los años 60 Cales Coves pasó a ser el Cales Hippies ya que muchas cuevas fueron ocupadas como viviendas. Esto creó mucha polémica hasta que fueron desalojados en el 2000.

Merece la pena pasear y entrar en alguna de las cuevas, el acceso es bastante fácil y las vistas de la cala son espectaculares. Algunas de las cuevas están tapiadas con grandes paneles metálicos para evitar que la gente entre, pero hay otras que se puede visitar sin ningún problema.